lunes, 28 de julio de 2014

La Fuerza Aérea Mexicana no termina de desplegar sus helicópteros AW109SP


La Fuerza Aérea Mexicana no ha terminado de desplegar  su flota de seis helicópteros Agusta Westland AW109SP, para uso de la Presidencia de la República. Uno tan solo ha sido operado de forma regular.

Así lo confirmó una respuesta de solicitud de información publicada por el periódico mexicano Reforma, sin que se confirme la causa del aparente atraso en operar las aeronaves, aunque ya habrían comenzado a pagarlos a la filial de la italiana Finmeccanica.

El objetivo de estas aeronaves es proporcionar apoyo al transporte aéreo del Ejecutivo Federal y titulares de su Gabinete, así como funcionarios de alto nivel, de acuerdo al Programa y Proyecto de Inversión de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Conforme la cartera de proyectos enviada por Defensa a Hacienda para 2013, como parte de la Fuerza Aérea Mexicana, el costo de esas naves es de más de 806 millones de pesos, alrededor de 62,1 millones de dólares; aunque el monto modificado para diciembre de 2014 (fecha de término de la etapa de inversión) ascenderá a un poco más de 931 millones de pesos, unos 71,8 millones de dólares.

Uno solo en operación
A la fecha, solo uno de los Agusta, matrícula XC-LNR, ha sido utilizado de manera frecuente para el traslado de algunos secretarios de Estado, de la primera dama, Angélica Rivera, y del propio presidente de la República, Enrique Peña.

El helicóptero ha sido visto en la Base de Santa Lucía, para el 99 Aniversario de la Fuerza Aérea; en el hangar de la Presidencia y hasta en la Universidad Anáhuac del norte. Los otros se encuentran en fase de pruebas y según fuentes castrenses aún no cuentan con matrícula.

En la respuesta de información, la Presidencia reconoció que solo cuenta con cuatro aparatos y no se dijo más de los restantes.

www.infodefensa.com